Cactus Echeveria

Cactus Echeveria

Los cactus Echeveria son hermosas plantas de pequeño tamaño, por lo general, que crecen en forma de roseta. Actualmente esta planta es posible encontrarla en colores variados y algunas incluso con flores.

Las hojas de esta planta son bastantes suculentas y carnosas, lo que las hace ser aun más atractivas. Actualmente esta planta es una de las favoritas de los profesionales en decoración de interiores para dar ese toque natural y hacer más agradable el entorno.

Los cactus Echeveria son plantas de fácil cultivo y cuidado, son ideales para aquellas personas que les gustan las plantas pero que no disponen de varias horas para dedicarse al mantenimiento de las plantas.

Cultivo de las Echeveria

Las Echeveria puedes sembrarlas directamente en el suelo del jardín o en macetas mediante semillas o tallos, según prefieras, debes asegurarte de que la planta recibirá luz solar directa y de que la tierra se encuentre en óptimas condiciones para ser cultivada, para hacerla más fértil hazte de un buen fertilizante en una tienda especializada y sigue las instrucciones del producto, para plantas en proceso de crecimiento es recomendable un fertilizante que sea bajo en nitrógeno.

Frecuencia de riego de las Echeveria

Esta planta no puede ser regada con excesiva frecuencia para evitar que la raíz se pudra. Puedes regarlas con dos vasos de agua una vez al mes asegurándote de mojar bien la tierra, hojas y tallos para que se hidraten correctamente, si prefieres puedes regar solo la tierra y no las hojas, pero entonces debes regar la planta con más frecuencia, cada 15 días estará bien. En invierno no es necesario, ni aconsejable, regar las Echeveria.

Mantenimiento de las Echeveria

Las Echeveria son plantas de fácil cuidado y mantenimiento, solo debes asegurarte de regarla cuando sea el momento adecuado, que reciba luz solar directa todos los días y por prolongadas horas y quizás lo más importante es que retires las hojas muertas que vayan cayendo para evitar la propagación de plagas, bacterias y hongos que causen daños a la planta.

Cómo trasplantar una Echeveria

Las plantas a veces es necesario trasplantarlas para que estas sigan creciendo sanas y se conserven en buen estado, con la trasplantación eliminas las raíces muertas, tierra seca e impurezas que afectan el crecimiento y mantenimiento de la planta. Para trasplantar una Echeveria solo debes sacarla con mucho cuidado de la maceta, limpiar las raíces, retirar impurezas y colocarlas en su nuevo destino con suficiente tierra, luego de transcurrir una semana podrás regarla.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *