Los cactus y las suculentas tienen unas necesidades de suelo únicas y la tierra adecuada puede favorecer el crecimiento y a la vez evitar muchos de los problemas de cuidado habituales.

Un buen sustrato para cactus y suculentas debe ser ligero, con buen drenaje y grandes poros para la circulación del aire. Debe proporcionar los nutrientes clave pero secarse en pocos días para evitar la podredumbre, los mosquitos y el moho.

Con nuestra amplia selección de sustratos especiales para cactus y suculentas, podrás mantener tus plantas resplandecientes, tanto en el interior como en el exterior.