Cactus Cereus

Cactus Cereus

Los cactus Cereus engloban a más de 30 especies de plantas de la familia Cactáceas. La característica que más los identifica es su notable capacidad para vivir sin problemas en lugares donde hay mucha sequía. Son de tipo columnares con tallos que tienen espinas agudas, costillas pronunciadas y flores de gran tamaño. Los principales representantes de este género son: Cereus peruvianus, Cereus spiralis y Cereus hexagonus.

Cuidados de los cactus Cereus

Para poder tener cualquier tipo de cactus de esta extensa familia, se deben tomar en cuenta un conjunto de atenciones asociadas al cultivo, riego, suelo, humedad, etc. Así los ejemplares podrán vivir muchos años y tener un florecimiento ideal.

Cultivarlos es sencillo y no requiere de ningún tratamiento especial; sin embargo es importante enfatizar que no deben sembrarse en sitios con temperaturas inferiores a los 10°C. Tienen que recibir luz solar directa y entre más intensa sea, mejor; hay que evitar todas las zonas de poca luz. Por último, son plantas que requieren un entorno aireado, pero cuidando que las corrientes de aire no sean frías.

El riego y la humedad también son importantes. A este tipo de plantas, les afecta mucho la excesiva humedad; en casos extremos podría llegar a matarlas. Es preferible regarlas con una buena cantidad de agua durante períodos largos, en vez de ponerles poca agua durante días seguidos. El vital líquido debe verterse directamente sobre la tierra y no sobre el cactus. Durante épocas calurosas deben ser regadas solo cuando se vea la tierra totalmente seca y en temporadas frías, de forma muy ocasional. A toda costa hay que evitar los encharcamientos.

Con respecto al sustrato, debe ser permeable y estar muy bien drenado para evitar algún tipo de humedad que pueda poner en riesgo el bienestar de las plantas. En el caso del abono es muy buena idea usar uno líquido en el agua de riego. Suministrarlo quincenalmente entre primavera – verano y suspenderlo del todo en las estaciones restantes.

Para mantener la salud de las plantas, deben ser fumigada un par de veces al año para evitar los hongos y las cochinillas.

Reproducción y crecimiento de los cactus Cereus

Tienen un crecimiento muy acelerado. En condiciones de cultivo ideales pueden alcanzar alturas de hasta 15 metros y florecer continuamente. Se reproducen de dos formas: por semillas y por esqueje. Esta última se logra cortando porciones del tallo de la planta y sembrándolas en una mezcla con 50 % de turba y 50 % de arena. El compuesto se debe mantener ligeramente húmedo, a buena temperatura y con luz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *