Maneras de hacer un paisaje desértico

¿Se ha quedado tu jardín como un desierto atrapado en el tiempo? ¿Está igual que hace una década? ¿Esperas que una planta recién sembrada crezca solo mirándola? La clave de todo está en la nutrición, por este motivo puede fallar el crecimiento de los cactus y plantas suculentas, por la carencia de nitrógeno que dichas plantas necesitan para alcanzar su perfección.

En palabras de un famoso autor Nobel, “las necesidades de los nutrientes y el contenido de agave y cactáceas es básicamente similar al de otras plantas”. Eso explica por qué algunos paisajes desérticos crecen como locos mientras que otros simplemente se quedan estancados allí año tras año con muy pocos cambios. Por eso para evitar que tu jardín se convierta en un desierto donde antes creció el césped es muchas veces cuestión de proporcionarle la nutrición regular que tantas veces falta en nuestros suelos granulares.

Nobel también comparte que campos cerca de la ciudad de México donde se producen nopalitos, “son fertilizados anualmente con una capa de 8 pulgadas de estiércol de vaca.” Esta práctica no sólo proporciona un acolchado orgánico, el abono es rico en nitrógeno el cual estimula el crecimiento de hoja y tallo, así como ayuda a los nuevos tallos en forma de paleta para desarrollarse rápidamente y en grandes cantidades. Los abonos orgánicos liberan sus nutrientes lentamente y uniformemente durante un tiempo muy largo, estos estimulan las poblaciones de microbios del suelo.

El inconveniente con los cactus y las suculentas.

La materia orgánica en el estiércol y el compost es beneficiosa para el suelo y las plantas, pero también puede llevar un montón de organismos tales como hongos que no son lo más ideal para plantas crasas porque puede conducir a la podredumbre. La materia orgánica también tiene un montón de humedad que puede interferir con el drenaje. Otro problema con la materia orgánica es su presencia en los paisajes donde las fuentes de agua y el suelo de alrededor de las plantas están normalmente bajo una barrera de mala hierba y además de grava lo que hace difícil trabajar la materia orgánica en la zona de la raíz.

Cuando riego mi colección de cactus en maceta, añado una pequeña cantidad de fertilizantes líquidos de base sintética 10/10/10. Esto elimina el resultado típico que provoca la fertilización estimulando así la proliferación excesiva que se produce al principio, los niveles de nitrógeno caen precipitadamente y el crecimiento sufre una desaceleración o en ocasiones se detiene. Esto provoca un problema similar al del azúcar en sangre después de una comida. Para conseguir plantas sanas y tasas de crecimiento correctas es necesario evitar estas montañas rusas en la alimentación y procurar niveles de nutrientes regulares.

Para el sistema de goteo automático de mis plantas, coloco unas bolitas de liberación lenta de Osmocote en la zona húmeda junto al emisor. Cada vez que el agua proviene de la nutrición se libera donde las raíces son más abundantes y hay suficiente agua al mismo tiempo que tomar el nitrógeno. Pero hay una manera mucho más eficiente de hacerlo.

Los productores de venta al por mayor utilizan sistemas de riego por goteo con un inyector de fertilizante líquido que libera una cantidad de fertilizante cada vez que el agua sale por el goteo. Un inyector de fertilizante se une a la línea de suministro donde la presión del agua automáticamente mezcla en las proporciones correctas los productos. Estos sistemas son accesibles y valen mucho la pena para grandes paisajes que se transformarán para crecer visualmente gracias a esta dieta regular. Una amplia gama de este tipo de sistemas de inyectores, así como fertilizantes líquidos concentrados pueden encontrarse en Dripworks.com

El Abono adecuado

El abono suave con un adecuado suministro de agua es la mejor fórmula para rehabilitar zonas ya desgastadas donde las plantas languidecen. También ayuda a recién terrenos recién plantados con cactus y suculentas para que estos se adapten a su nueva casa después de estar en un inyector de fertilizante durante mucho tiempo. Una bajada brusca en esta nutrición después de un trasplante puede causar que las plantas languidezcan hasta que finalmente reciban el nitrógeno necesario para estimular su crecimiento.

A pesar que los cactus y suculentas se adaptan a condiciones muy secas, no significa que disfruten en esas condiciones. Merecen un poco de agua extra y una nutrición regular para alcanzar su verdadera madurez, que saquen flores y frutas en abundancia. Bajas dosis de fertilizante pero con frecuencia es lo que hace que un simple desierto se convierta en majestoso jardín de curiosas especies desérticas., suculentas de África o cactus de las Américas.

 

 

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *