Cómo cuidar el Peyote

cuidar el peyoteDurante muchos años la gente ha sido consciente de los efectos psicoactivos del Peyote. El uso del peyote con fines medicinales y religiosos ha sido conocido por los indígenas en México durante miles de años. El Peyote es un botón
en forma de cactus que crece normalmente hasta adquirir 10-13 cm. de diámetro. El Peyote es uno de los cactus con crecimiento más lento pero bien cultivados pueden crecer mucho más rápido en el seno de un hogar que en la naturaleza.

Instrucciones para el cuidado del Peyote:

  • Para un correcto cultivo del Peyote asegúrese de que cumple con las siguientes necesidades:
    -Envase con tapa
    -Macetas (50%)
    -Arena gruesa (20%)
    -Grava (20%)
    -Perlita (10%)
    -Semillas peyote (Lophophora williamsii)

El primer paso en el crecimiento de tu propio Peyote es hacer pequeños orificios de drenaje en la parte inferior del recipiente donde vas a plantar el cactus. Esto es muy necesario para que el exceso de riego no cause la pudrición de las raíces de su cactus.
El siguiente paso es mezclar el suelo con la arena, la perlita y la grava. Primero dividir la grava por la mitad y poner una mitad en la parte inferior del recipiente. Es una buena recomendación primero esterilizar la mezcla, ya que podría
albergar alguna bacteria que se alimente de minerales útiles. Para hacer este uso un horno a 80-100 ° C durante aproximadamente una hora (Asegúrese de usar un plato apropiado para el horno) o también se puede utilizar el microondas a bajo nivel durante unos 30 minutos.

Cuando se hace la mezcla se puede hacer en húmedo. Una buena manera de determinar si el suelo está húmedo es apretarlo con la mano. Si no hay agua en el suelo es que todo es correcto, si es un poco demasiado húmedo, sólo tienes que añadir algo más de tierra, no poner todo de golpe. Una vez que se tiene listo el recipiente se puede rellenar con la mezla.

La Siembra

Ahora ya estamos listos para iniciar la siembra. Las semillas se deben poner en el suelo y presionarse suavemente en el suelo con un lápiz. Asegúrese de que no son demasiado profundos los orificios, lo ideal es aproximadamente 1.5 a 2 veces su altura. Ahora rocie el agua con un aerosol el suelo.

Esta es un parte muy delicada del proceso, por eso es también muy recomendable utilizar productos que ayuden a que el peyote crezca sano y fuerte.

fertilizante cactus san pedroEl Echinopsis pachanoi es un líquido Fertilizante especial para Cactus San Pedro Cactus

Es un alimento profesional que potencia el color verde de las hojas así como su salud. Vale la pena probarlo. Aquí lo puedes comprar.

 

 

Temperatura

La mejor temperatura para la germinación de las semillas de Peyote es una temperatura de entre 20 y 30 ° C, idealmente alrededor de los 23 ° C. Para adquirir tal temperatura podría colocarlo al lado de una estufa o utilice una manta.
Siempre tenga cuidado al colocar el growbox directamente en un calentador porque puede secarlo y sus semillas no germinarían. Algunas personas usan elementos de calefacción como un acuario o terrario para adquirir la temperatura perfecta. Por supuesto esto es no es necesario pero mejora y acelera el proceso de germinación.

Humedad

Mientras germinan las semillas de Peyote, es mejor mantener la humedad alta. En este período que el suelo debe mantenerse húmedo. Después de un tiempo los cactus están suficientemente maduros como para que se acostumbre a un ambiente muy seco. Dejar que los jóvenes cactus se adapten de un ambiente húmedo a seco, empezar a hacer agujeros en la tapa del
el contenedor para bajar lentamente la humedad en el growbox. Después de unas pocas semanas retira totalmente la tapa, pero todavía mantén el suelo húmedo un par de meses más.

De la iluminación

Si bien para germinar las semillas de Peyote es importante no poner el envase en contacto con plena luz solar. Usa iluminación de tubo fluorescente unas 16-18 horas al día. Cuando las cactáceas son un poco más fuertes, sobre los (2-3 meses) se irán acostumbrando poco a poco a la luz del sol indirecta. Si tienen alrededor de 1 año de edad pueden ser colocados con luz de sol directa. Después de esto podemos comenzar a tratar los cactus como especies adultas y darles menos menos agua. Asegúrate de que el suelo se seca completamente antes de volver a regar los cactus para simular las condiciones de cultivo seco.

Si el cactus tiene un año de edad (o 1 cm de diámetro) puedes empezar a pensar en el replantado. Siempre ten en cuenta que una maceta más grande no es siempre mejor. Tratar de conseguir un recipiente que tiene sobre los 3 – 4 veces el diámetro y altura de 4 – 5 veces de el cactus. El cambio de macetas te dará la oportunidad de dar el cactus más nutrientes en el suelo nuevo.

 

 

8 Comments

  1. Natalia
  2. Daniel Sánchez
  3. Gerardo Ruiz
    • Jiapsy
  4. Monica
    • todocactus
    • Elsie
  5. Monica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *