Cactus Haworthia

cactus Haworthia

La haworthia es una pequeña planta fanerógama endémica de Sudáfrica. El género Haworthia recibió su nombre del botánico inglés Adrián Hardy Haworth. Por su taxonomía pertenece la familia Xanthorrhoeaceae, subfamilia Asphodeloideae, y está ligada a los géneros Aloe, Gasteria y Kniphofia de la misma familia. Las especies más difundidas son la haworthia fasciata y haworthia cooperi.

Este género integra las plantas suculentas, las cuales desarrollaron un órgano para acumular líquido y nutrientes, así resisten la sequía de un medioambiente árido y sobreviven. La haworthia fue investigada por el botánico sudafricano Martin Bruce Bayer en 1976, catalogando su género en 68 especies y 41 subespecies.

Su cultivo, reproducción y cuidado

El cultivo de la haworthia, por lo general se realiza en macetas de arcilla o plástico, con orificios en el fondo y los laterales; por estas perforaciones escurre el agua del riego evitando su acumulación, esto impide que la raíz se pudra. Un buen cultivo de esta suculenta exige un manejo medido del riego.

El sustrato de cultivo requiere estar bien seco antes de volver a regarlo. Para ello, la superficie debe ser porosa, tener ventilación y buen drenaje para secar en corto tiempo. Debe contener piedras, arena, tierra y nutrientes como hojas, similar a la superficie de su medioambiente de origen.

Su reproducción se realiza de 3 maneras: sembrando las semillas, plantando sus brotes o trasplantando los hijos a su alrededor una vez ya crecidos; esta planta da origen a híbridos con los géneros Aloe y Gasteria.

No necesita grandes cuidados, es resistente a las plagas y crece sin peligros en una superficie donde no se acumule agua del riego. Esto último, es el mayor peligro para las plantas suculentas, porque sus hojas se enferman y la raíz se pudre.

Haworthia fasciata

Originaria de Sudáfrica, del generó Haworthia es la especie más cultivada en hogares y espacios interiores del mundo. Crece en forma de rosetas con hojas sin tallo dispuestas una sobre otra en helicoide. Las hojas miden entre 5 y 8 cm de diámetro. Su inflorescencia genera un racimo de 30-40 cm de altura con flores diminutas, apagadas, de color blancuzco con bandas marrón rojizo-claro desplegadas en 2 labios.

Florece en primavera. Es de fácil cultivo en macetas, espacios interiores o exteriores cubiertos. Requiere luz solar indirecta, filtrada o sombra parcial, así se mantiene verde y crece rápido; pero si recibe sol, sus hojas adquirirán color rojo o naranja y tardará en crecer. Tolera la sombra, pero mientras crece necesita semisombra.

Esta planta suculenta requiere elevados nutrientes, cada mes necesita abono para cactáceas en dosis apropiada y diluido. Cuando sus puntas están secas, el ambiente es demasiado seco o recibe mucho sol; pero si las hojas están pálidas, es por falta de luz. Para mejorar su estado basta con cambiarla a un sitio con mayor o menor luz.

Haworthia cooperi

Esta es otra planta suculenta originaria de Sudáfrica. Es una planta de rosetas formadas por hojas sin tallo, bastante aglomeradas, de hasta 8 cm de diámetro. Cada roseta tiene entre 20 y 25 hojas, suaves y vítreas, casi transparentes. Necesita una luz de semisombra y riego regular, evitando hacerlo seguido en invierno para que no se pudra la raíz ni enfermen las hojas.

Cuando las hojas adquieren color rojizo y se tornan algo esféricas perdiendo su color, vistosidad y bellos patrones de color azul-verde, es porque las hojas han tomado demasiado sol o la planta no ha recibido suficiente agua. Su cultivo, cuidado y reproducción es similar a las demás plantas suculentas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *