Lithops (piedras vivas): cuidado, reproducción y crecimiento

Las lithops plant o piedras vivas (lithops pseudotruncatella) deben su nombre a un ingenioso truco de la evolución que les permite pasar desapercibidas frente a los depredadores del camino. La evolución afecta a la apariencia pero no las necesidades, de modo que las lithops necesitan crecer y reproducirse como cualquier otra planta.

¡Vamos a darte algunos consejos para hacerte cargo de una de estas encantadoras plantas!

Lithops piedras vivas

Cómo cuidar las lithops plants o piedras vivas

Las lithops germinan fácilmente si se dan las condiciones idóneas de luz, humedad y temperatura. Lo primero que debes tener en cuenta es que no hay que dejarlas bajo la lluvia porque podrían pudrirse. No es necesario exponerlas en exceso al sol, bastará con dejarlas en semisombra; es por eso son perfectas como plantas de interior. Deben regarse solo en primavera y verano, los meses de crecimiento. Sabremos que le falta agua si presenta un tacto blando. Tampoco es recomendable regarlas con temperaturas cercanas a los 40ªC, siendo preferible utilizar abono líquido una vez al mes en verano.

La lithops pseudotruncatella se reproduce por semillas o vegetativamente a medida que separan los hijuelos que crecen a ambos lados en su etapa más adulta. Si bien la planta germina mejor cuando se planta pasados seis meses desde su recolección, pues de esa forma aumenta considerablemente el tiempo de conservación, las lithos pueden reproducirse en cualquier época del año.

¿Cuál es la mejor forma de cultivar la lithops plants?

El sustrato ideal se compone de un 70% de arena lavada y de un 30% de vermiculita, aunque esta combinación se presta a ligeras modificaciones. Has de lavar bien la arena antes para quitar el limo, pues podría asfixiar a las raíces; para ello la debes lavar en un recipiente hasta transparentar el agua. Una vez preparado el sustrato se mete al microondas durante 25 minutos para evitar que salgan algas, después se enfría unas dos horas y se coloca dentro de una bandeja agujereada. Luego se echa agua, se esparcen las semillas y se cubre la bandeja con una tapadera transparente y agujereada. Importante revisar cada 2 o 3 días la humedad del sustrato. Tras una semana comienzan a germinar las primeras lithops.

Respecto al cultivo, es necesario saber que luego de 4 meses se pueden trasplantar a otras macetas siempre que estas no sean muy pequeñas, ya que las piedras vivas generan raíces profundas como mecanismo de supervivencia.

 

 

One Response

  1. Javier SUNOHARA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *